miércoles, 25 de septiembre de 2013

Un ATEO mirando al CIELO

Por Alejandro Hernández "xervantex"


Para mí Gonzalo Arango fundo el Nadaísmo creyendo en Dios.

Yo soy ateo en base a que Dios es un concepto demasiado grande para creerlo, fuese fantástico que existiese, así yo podría pedirle me haga ganar la lotería o que mi novia me sea fiel o cosas por lo demás que a mí particularmente me quedan grandes (por no decir imposibles). Por lo demás los héroes de televisión siempre han imitado los probables poderes que pudiese tener Dios: fuerza, inteligencia y buen aspecto físico a más de tener una o más mujeres dispuestas a todo.

Gonzalo Arango fue mi héroe, lo conocí en un libro de religión que lo veneraba como un pecador que se reformó y se ganó un supuesto cielo. 

Le rindo al Profeta Gonzalo Arango un culto desmedido, es por eso que el mes de septiembre se me hace fatal, yo no soy Nadaísta, soy un Indomable ya que operó en mí una evolución (algo así como sucede con los pokemón), pero mi fe esta puesta 100% en el Nadaísmo, ya que consagra lo vivo, lo oportuno, lo esperanzador que es existir, en el Nadaísmo los poemas son oraciones a la insignificancia, hay que tirar el ego y el orgullo y besar el suelo con la misma devoción que se besa a una mujer. En el Nadaísmo hay que estar dispuestos a perderlo o ganarlo todo, la vida es una mierda y hay que imponerle un sentido agradable, disfrazando de amor el odio y viceversa. Hoy mis lágrimas son para el Profeta Gonzalo Arango, que nos heredó tanto.