martes, 15 de abril de 2014

Para estos días de REFLEXIÓN...

Por MALEV

En esta época de reflexión traigo a colación unos textos geniales compartidos que evocan geniales recuerdos, agradezco a XervanteX el haber traído a colación estas crónicas que fueron rescatadas de su tiempo y que involucran grandes reflexiones producto quizá de la "mala" vida a la que nos expusimos por tratar de hallar el sabor de la vida y por confiar demasiado en las personas. A manera de confesión debo decir que tanto el mal como el bien son extremos a los que llevamos nuestra consciencia, puede que no exista lo uno o lo otro, puede que por hacer un bien lo que haga es lo contrario y viceversa. Yo misma miles de veces me recrimino el hecho de no haber decidido contra mí, porque si bien el dolor y el sacrificio rinden sus frutos, así como ningún mal es eterno, hay que saber acariciar y defenderse cuando llegue el momento.

Por lo pronto sedo la palabra.