miércoles, 9 de julio de 2014

La República que quisimos conformar

Por Alexis Mendoza





Yo digo que nadie tiene la razón.
Todo es perturbador como saber que se nace para morir.
Así que nos propusimos hacer bien algo:
Pero no hallamos mayor cosa interesante, salvo esta el sexo y el vicio de coger (dinero o bien ajeno).
Andábamos tras de "viejas" de 40 vatios (años) sugiriendo el matrimonio expreso para tener la posibilidad de optar por una herencia y una jubilación temprana, ¡pero que va! si las "cuchachas" resistían más que chaqueta de cuero... así las cosas desertamos y nos convertimos en literatos malditos bajo los designios de profetas de la oscuridad "los peores brujos" y nos "encantó" transgredir mediante letras el bienestar ajeno, así que escribimos por ejemplo "que el matrimonio es una mierda inventada por la burguesía para confinar a dos seres a una muerte en vida" y del mismo modo que "el trabajo es una esclavitud sugerida por los ricos para ser más ricos"... de esa insurrección sobrevivimos hipócritamente protestando pero comiendo bien y envidiando a los mendigos que batían sus vasos llenos de monedas mientras nuestros bolsillos escurrían la carencia de cualquier metal.