viernes, 9 de diciembre de 2016

Poetas resucitad el amor

XervanteX

El Padre Antonio lanzo al aire su bendición
pero luego supo que la pareja naufragó,
la ilusión de eso que ante el altar se prometió
quedo borrado por los celos y la ambición.

Por eso el Padre Antonio se quitó el hábito,
se fue a merodear pobreza a la frontera,
y desde allá hizo su ruego para que por favor
resucitarán al amor que yacía muerto.

Pero cosa rara el amor no resucitaba
porque parecía que nunca había existido,
los dos seres se iba perdiendo en el camino
se besaban se adherían pero luego se peleaban.

El largo adiós dicho entre amargos sollozos
suspiros lejanos e inciertos recuerdos,
lamentos no más en el aire de amantes 
del pasado es el arrepentimiento.

Y entonces los poetas evocamos el antes
cuando no existía sino lo básico para existir,
el ahora es amenazante cada quien quiere más
se envidia y se odia se ambiciona a cada instante.

Lo que prevalece es el cambio, y la vida
es un latir constante que va haciéndose,
no hay que descartar que por cada amor perdido
habrán diez prometiéndose amor hasta el infinito.