viernes, 12 de febrero de 2016

Crónicas de un periplo por la vida: Depresivos

Por MaLeja

Sin protección concebimos las peores pestes.

CÉSAR.- Algún día alguien se debe culpar por tanta existencia y tanta muerte, los honorables seres de la pasión que se acuestan y se levantan, los que en medio del desenfreno se dicen sexuados y no son más que unos degenerados...

CHARLIE: Somos cómplices de esta evolución y los siguientes en el rango de la cadena alimenticia del amor y del dolor...

CÉSAR. - A mi se me sindica de ser un perversor del género de las adolescentes que les rasca la entrepierna, y mi respuesta es que no hay como la carne sana y fresca...

CHARLIE: Tanta carne y yo comiendo pollo...

CÉSAR: Todo es un pretexto para que azotemos baldosa y nos dejemos llevar por la perversidad del sistema...

CHARLIE: Es muy triste esto de andar de cacería de lolitas aún sin los dotes de saber para qué se acuestan...

CÉSAR.- Y menos saber para qué se levantan...

CHARLIE: Yo preciso mejor postular a enamorarnos de viejitas y célibes cuarentonas de las que pretenderemos usurpar pensiones y tesoros escondidos...

CÉSAR. - De acuerdo yo me apunto a eso...