lunes, 17 de febrero de 2014

Sobre los usos y abusos a que son sometidas las mujeres

Por MALEV

Hace unos días una amiga me confeso que los condones a más de adquirirlos ella tenía que exigir su uso, y ese acto significaba: 1) Que su pareja piense que ella es una cualquiera y 2) Que el acto sexual es un deporte en el que es libre elegir a la pareja... (puntos suspensivos). La lucha de clases, la desigualdad, los actos de racismo persisten en contra de las mujeres. He atestiguado como los hombres señalan que son las mujeres las que incitan cuando portan ropas insinuantes y provocadoras. Lo de lucha de clases lo digo porque hay esa discriminación con las empleadas de servicio doméstico, o con las vendedoras informales y un sin fin de mujeres que realizan trabajos por física necesidad y que tienen que soportar a "jefes" que relegan su mando al acoso y al dominio, un tipo de esclavitud... (siguen puntos suspensivos) Para sorpresa mía al consultar la procedencia de tales fenómenos, encuentro que el origen se da en la misma familia, es así como el machismo se induce en el menor "macho" al prohibirle explore tareas y oficios de la mujer, por tanto es mal visto que el niño entre a la cocina, o intente lavar un plato, así como tampoco aprenda a coser ni a planchar, lo fatal sucede al prohibirle llorar, entonces crece y aprende a almacenar resentimiento. Lo más catastrófico sucede cuando es la mujer quien patrocina la pataleta del varón, guardando, mitificando, haciendo alarde de una intimidad sellada, y entonces al hombrecillo le queda el morbo de andar viendo pornografía en revistas y películas y de allí parte la malicia y por tanto el acto sexual mientras la mujer mira como una entrega, el varón idealiza como una violación y en su sarcasmo dice él "dentro de la variedad esta el placer" y así justifica su infidelidad... esto continúa...