viernes, 28 de febrero de 2014

Ser Homosexual un acto revolucionario

Por MALEV

Este texto va para ti, Maty.

Que los seculares y holgados juglares religiosos y puritanos estén en contra de las relaciones homosexuales quizá sea síntoma de una mentalidad cerrada, conforme, anticuada y radical (por no decir excluyente). La era del oscurantismo ha pasado, y si una reina de belleza de la Antioquia nuestra pregono la ley, hay que hallarle sentido. La orientación sexual debe ser asunto de cada cual, tan íntimo y tan particular que sea respetable, la objeción de consciencia debería ser vista como un acto no rebelde sino revolucionario. Señores de la Sociología hoy el vínculo "familiar" esta en crisis y tal conjunción se ha convertido en un nido donde nace el machismo y por sobre todo: la violencia. Y si se ve bien han sido los homosexuales grandes artistas y creadores, líderes y fenomenales administradores, mujeres y hombres que dejaron la indiferencia a un lado. Todavía hay discriminación, aún persiste esa visión sosegada de que el sexo es algo sucio, prohibido y cae en el tabú, aún soy testigo como "viejas de chalina" reclaman condenar a parejas del mismo sexo que se besan en público y parejas que ejercen su amor en los sitios públicos, me causa lástima ver como las mamás les tapan los ojos a los niños, es lamentable que alguien se avergüence de un acto tan lícito como el sexo, por dicho acto estamos hoy aquí, y por esas actitudes es que hoy hay tanto desconocimiento sobre el sexo y por eso ocurren embarazos no deseados y por eso tanta crisis familiar y tanta parsimonia política, religiosa.