sábado, 22 de febrero de 2014

En la búsqueda del Príncipe Azul

Por MALEV

Eso del alma gemela, de la media naranja, del sapo convertido en príncipe son cosas que pertenecen al mito y cosas de cuentos de hadas, hoy nos toca besar a tantos sapos como sea posible a costa de que seamos vistas como princesas promiscuas, y es inverosímil pero como los tipos "se hacen los honorables puritanos" caemos en el juego de andar con el hambre a flor de boca, como si fuese asunto de encontrar el bocado y engullirlo. Por eso es que les damos serías razones a los hombres para llamarnos callejeras, marujas,coperas, y demás términos que por doquier resuenan, mientras ellos pasan al estrado y entre más novias secunden, más machos son. 

Me resistí a la idea que propuso una amiga de listar las cosas que una mujer más necesita en la vida, pero ahora que lo pienso me atrevo a edificar el siguiente menú en orden de importancia:

1. Un espejo
2. Un peine
3. Una plancha para cabello
4.Un ondulador o rizador de pestañas
5. Un labial
6. Una toalla higiénica
7. Un par de medias veladas
8. Una docena de zapatos
9. Una mascota (sea gato, perro, o algo no venenoso)
10. Una buena cartera

Mi amiga me ha de llamar y a de decir (la pobre) que a dónde dejé una buena cocina y una buena lavadora, y que dónde un buen hijo y  un marido cariñoso, pues querida, lo de la cocina y la lavadora eso lo pago con lo que hay en la cartera ($$$$), y eso del buen hijo y el buen esposo es una ilusión que suplo con la mascota (a excepción del sexo, mal pensada), bueno y si de placer se trata me permito aumentar mi lista:

11. Un buen consolador o vibrador o los dos.