viernes, 15 de diciembre de 2017

Modo seis: besos difíciles de olvidar

Kely, Brandy, Alejandro

Conquisto tu cuello arnés del placer hasta tu embudo pectoral donde cuelgan tus senos que oscilan cual vaivén placentero nutre mi mente y voy ganando terreno, bajando a lo plano, a lo que late distante de mi beso, y luego vencer lo prohibido: tocar allí e intentar ir más allá, lubricar, ir a mojar, prohibir y permitir, velar por lo bello, ganar el cielo al palpar cada nervio y saborear, el beso esta en todo, colmar, eso! y probar una vez más, humedad y sensación paladar, sonrisa y luego encanto y más allá de todo el beso nutrido de ese sabor gustoso que se soporta porque gusta es como encerrar palabras, como no dejar respirar, o impedir que el otro se vaya o mejor que el otro prefiera estar en otro lugar, beso y suspiro y luego ya nada más, el olvido.