miércoles, 13 de diciembre de 2017

Modo cinco: la expiación

Kely, Brandy, Alejandro

Hay modo de hacer el amor sin desnudez? o mejor habrá modo de obtener el placer del otro rendido a los pies de uno, sumisos al aliento de la ternura, al toque y el sofoque, al preludio o la incitación, al sentido perfecto de la sensación que causa ese deleite que hace que desde la médula hasta el hipotálamo comprimirse y expandir y ser o no ser, vivir o fenecer, irse o venirse y obtener solo ese instante diferente a todo, lo que no causa la vida la extrapola, la calma, la vertiente líquida o pegajosa, inocua, vertiente de cascadas de cambios relativos a el deseo de poseer, de anteceder a la pertenencia de un cuerpo a otro y proyectarse para crear otro ser indistinto y con la posibilidad de subsistir como representación armónica de que todo oscila entre las sensaciones y el físico para ganarse la trascendencia hacia el más allá.