miércoles, 29 de noviembre de 2017

UNO SE TERMINA CASANDO PORQUE NO SE CONFÍA EN EL AMOR

Por Charlie


Quedé viudo de mi primera esposa, pero también dada su insolencia de adherirse a mi solo por el interés y quitarme lo que acababa de heredar creyó ella me moriría sino de pena si de pobreza, se equivocó. Hice la promesa de no volver a confiar en mujer alguna e inclusive para vengar el delito acontecido hice la intención de enamorar a una chica y dejarla sin más. Eso hacen ellas y uno tiene que sufrir además del abandono con pensar el por qué fue eso. Ni pensé que el amor volvería a mí en forma de una madre soltera que arrastraba un terrible pasado que se aclaro cuando cada quien puso frente a sí su baraja, y ya no pude soportar más porque ella quería irse a vivir a otro lado con el amor de su vida (su hija) y nadie más; fue como en las películas que tuve que partir a perseguirlas por medio mundo e intentar que volviesen a mí y mi corazón afligido. Fue una descomunal batalla de tiempo y distancia, y después de todo pude poner la sortija en esa chica y prometer un hogar para su hija. Hasta ahora que lo pienso no me arrepiento de nada y creo tomé la decisión correcta. Al fin creo que uno se termina casando por asegurar que el amor seguirá allí al menos en virtud de un contrato y aspira a que prospere esa frase muy ilusa a veces "hasta que la muerte los separe"