lunes, 14 de agosto de 2017

Las damas y las armas: el quehacer de las damas 4

Por XervanteX

"Viéndola a ella daban ganas de creer en Dios"

Se diría que uno no viene solo al mundo sino que lo hace por interdicto de una dama y un caballero entre comillas.

Lo que pasa es que una dama y aclaro estoy hablando de las mujeres en general y no cayendo de nuevo en el pecado de estigmatizar a nadie, incita tanto la vida, al amor y a la misma muerte.

Yo no sé si ellas sabrán esto, pero su acciones repercuten tanto en el mundo como el vuelo de la mariposa al otro lado del mundo.

La decisión de una dama puede tener el peso que bien esclavice o libere al mundo, hablo de que su poder solo es frenado por su obsesión con la perfección estética y una cierta duda: ¿qué es lo que quiero?.

Lo que pasa es que no conviene saber tanto, ni pensar tanto, ni poner en duda el sistema. 

Lo que pasa es que en palabras simples una dama tiene el mismo poder de una arma.