viernes, 28 de abril de 2017

LA NADA ES UN BOLSILLO ROTO

Por Emilio Suárez

Alejandro Hernández, Seudónimos: XervanteX, Tapita
                                  Filosofía: Nadaísmo

Les doy la bienvenida y les digo adiós, la permanencia solo es vicio de las piedras, el cambio esta en todo y de todos modos la infelicidad es una condición... Todos fuimos convocados a esta gran obra teatral y tenemos que hacer nuestro papel lo mejor que nos salga, por tanto no hay que temer fracasar todo hace parte del libreto inverosímil, la nada es reconfortante, es halagadora, es tan transparente como un moco o un gargajo, esputo o escupitajo o líquido seminal embarazoso y jovial. 

No se callen digan lo que quieren y si no lo saben duden de todo y de todos.

No arrastren sus pies, escriban en las paredes, pidan más de lo que reciben.

No se postulen para el nacer, crecer, reproducirse y morir ya que esos son vicios de plantas y planetas.

Hay que buscar en qué entretenerse mientras cae la noche y nos lancemos a las aguas sin saber nadar y al ruedo de una discoteca sin saber bailar... besen sin saber besar... tiren sus calendarios y hagan locuras pero con las debidas precauciones, no se hagan tatuajes eternos, el alma solo es una nadería a punto de escapar en cuanto el envase (el cuerpo) se va volviendo débil.

La nada es un bolsillo roto pero allí vas por la vida sin ser pobre sino rico, riquísimo de atar.