miércoles, 8 de febrero de 2017

Mundo plus cuan perfecto el derecho de los hombrecitos

... Dedicado a don Máximo Primo Vélez

Acaece una lluvia bautismal, "hostias" dice don Primo "maldita sea" digo yo.

El camino se va haciendo difícil, comemos frío, y en un momento paramos a descargar la orina de la vejiga en tanto la abuela Aleja nos mira con descontento.

La orina sale humeante de lo caliente y el chorro potente mueve el arena.

"Tranqui" le dice don Primo a la Abuela y le hace la seña de que puede también "si tiene ganas"

La Abuela se desborda en insultos a don Primo sobre ese ser machista, sobre que la manguerita solo le sirve ya para regar las maticas y para na' más y tal y tal...

Antes de callarle la boca a la Abuela Aleja le digo se ahorre toda esa energía pues el viejito ya no oye pero eso si debe tener el libido suficiente para preñar o violar a alguien.