lunes, 7 de noviembre de 2016

Camino abajo

XervanteX

Por ser humildes nos explotaron
dieron órdenes y no nos pagaron,
nos miraron serios desde lo alto,
orgullosos ricos viejos y avaros.

Por pensar distinto nos aplacaron
guerrilleros, rebeldes o insurgentes,
acusados de antisociales y lobos solitarios,
no les convenía a los célibes burgueses.

Pero como comenzamos por lo bajo,
ganamos el respeto al precio más alto,
supimos que vivimos para ayudarnos
bendecidos por el karma y salvados.

No hay tranquilidad para el que lucha por la verdad...