lunes, 31 de octubre de 2016

Aunque separados

XervanteX

Yo acomplejado por esta sabiduría tan necia,
que dice y hace no más lo justo y necesario,
de tanta distancia mi mente ha olvidado
que lo necesario para vivir es que vivas tu.

A escoger me diste para salvar el sueño
pero el querer de los dos estaba descifrado
no hay media naranja, ni alma gemela ni sol
partido, no hay amor absoluto de dos.

Pero me atrevo a decir que desde la distancia,
hay una luz que ilumina tu sendero y un querer
que no olvida lo que es estar a tu lado siempre,
y si mañana faltará algo que no sea el recuerdo.