lunes, 18 de julio de 2016

MISTERIO, SUSPENSO Y ACCIÓN: DAMAS INSURRECTAS

Por Charlie

Una de aquellas mujeres guerreras se enamoro una vez de un chico de la calle, le llevo a su casa, le baño, le afeito y corto el cabello y lo vistió adecuadamente. Yo digo el amor esta en todos lados como el aire. Pero pocos lo sabe respirar y sentir. El amor debería ser el pretexto perfecto para vivir.

Pero no es tan cierto César, por ejemplo definía el amor como el soborno que hay que dar para obtener el preciado sexo.

Pero hay mujeres insobornables que creen en el amor planetario, que es el amor que necesitamos todos, es un amor insurgente que no prohíbe el beso a quien lo necesite,  ni tampoco se avergüenza con el abrazo, el acto es comprometido solo con el orgasmo, hoy hay tantas formas de cuidarse.

También decía el César que a las mujeres se les educa para la selección de su especie y por tanto hay preferencias y por tanto se descarta el sexo compasivo, aquel que se da como una limosna.

Aprecio tanta doctrina sobre el amor. A veces lo que me molesta es que las mujeres le suelen decir tarde a uno que lo quieren... pero ese querer es anonido e interesado... y es superficial por no decir temporal, las damas deben decirle a uno (supongo) para qué es que lo quieren: si para acompañarlas una noche, tener un hijo o simplemente pasar un tiempo, la ilusión es la que lo mata a uno; pensar qué hubiese si toma esa decisión.