lunes, 16 de mayo de 2016

SEXO, SOLAZ Y SEDICIÓN: CALIBRE OPRESIÓN

Por X

Ya nadie sabe para quién trabaja.

El señor más rico oprime al trabajador, no paga ni el diezmo justo, se queja por nada, le duele el hígado tanto tragar y beber licor, tiene envenenado el páncreas, a él le oprime otro sistema el del vicio: sexo, drogas y cansancio. 
En este país no hay ricos, los ricos tienen suficiente plata para salirse de este país de mi...da!
Lo que hay acá son pudientes y ellos matriculan a sus hijos a colegios de media categoría que se dicen que son la machera porque enseñan inglés... Los ricos protegen a sus hijas para que no salgan preñadas de algún pobrejo... E inculcan el delirio de posesión y avaricia...
El seso y el sexo van de la mano...
Díganos a nosotros que un día quisimos escalar sin pagar peaje, y nos íbamos a infiltrar seduciendo a castas mujeres de cuarenta (grados) para arriba... que dan beso y queso y son las más sedientas... pero terminamos fue enamorados y oprimidos... acostumbradas a mandar las féminas nos enviaban hasta por las toallas higiénicas y pagaban con besos nuestras desdichas... 
Acá todo el mundo oprime, todo el mundo quiere mandar y no obedecer pero a unos les toca...
Hasta los hijos cuando grandes mandan a sus padres y hasta les reclaman y agreden... todo porque cuando fueron pequeños no fueron educados pues tanto papá (si lo hay) como mamá estaban en el rebusque...  todo paga, todo no paga...