viernes, 22 de abril de 2016

DOS EN UNA EMBOSCADA

Por X / Y

Nos acostumbramos a respirar y a amar, pero más que todo a lo primero.

Encuentro que tu sueño es profundo y te hago una caricia. Mejor te hago a mi. Eres tan fácil de amar. Si apenas te retuerces en el éxtasis de un cálido orgasmo mío que salpica por doquier y te impacta en tu húmedo conducto de fantasía. Te preña delicadamente de la emoción suficiente para descansar plácidamente. Y luego de todo despiertas y me enfrentas:

Y. - Te entretienes?

X: Lo suficiente, estuvo exquisito, tanto que mira como dejaste a mi amigo (indico mi entrepierna)

Y. - Lastima que creí que solo era un sueño, ¡fue tan fascinante!

X: Si esperas lo suficiente podremos hacerlo realidad nuevamente

Y. - Todo lo bueno viene de a dos o más... ahhh!

Enciendes mi pasión de nuevo y en pleno te tomo en una emboscada semi dulce que nos agrada, que nos consume en la perversión de ver quién se rinde primero.