viernes, 25 de marzo de 2016

Sobres silogismos y otros entuertos dignos de relatarse: modo a prueba de fallos

Por Charlie

En la comuna 12 a la madrugada allá en la loma el César trata de reprimir su angustia, su abuelo ha muerto y él está como loco gritándole al viento sus penurias mientras las pandillas contestan de abajo con bala... 

CÉSAR:- ¡Solo muertos seremos buenos!

ALEXIS: Eso si, a lo mejor es la única forma de ganar el cielo, porque para nosotros la vida viene siendo un infierno desesperado y taciturno...

CÉSAR: - Hay que hacerle un favor al cielo y es mandarle de una a sus devotos... tras...tras...tras...(simula un arma en la mano y dispara al viento)

ALEXIS: Nosotros les pondremos la música ellos se matarán solos... como les pasa a los que van en nuestra contra o se enferman o se acaban...

Comienza a roncar una ametralladora allá abajo, se ve el recorrido de las balas que luego desaparecen devoradas por una oscuridad latente.

CÉSAR: - Hideputas! desperdician balas en buitres... ¡apuntes bien malpar... !

ALEXIS: Están demasiado lejos, y nosotros demasiado cerca a adquirir una gripe aviar...

CÉSAR:- Si o no que yo no le he fallado a nadie o qué?, los faltones son esos de allá... Putos!!!

ALEXIS: Todos al final fallamos o nos morimos o  nos cansamos de esperar... la vida es la mierda comer y defecar lo demás es ansias...(escupe)

Las balas comienzan a ir a contra viento y un silbido serpentea por las orejas de los amigos que se postulan para aparecer en la primera página del diario con un titular como este: "Mueren dos jóvenes por balas pérdidas" lo malo de todo es que nadie sabrá que ellos nunca tuvieron miedo a la muerte y que si se salvaron de esto puede que vayan a hacer justicia por sus propias manos.