lunes, 8 de febrero de 2016

Crónicas de un periplo por la vida: Excomunión

Por MaLeja

Solo nos arrodillaremos para buscar.

El tonto del César se para en medio de la congregación para la elevar la oración pero el elevado es él, recita una poesía que dice algo sobre el pene y la vagina de cada día y que por pudor no voy a transcribir...

CÉSAR.- A mi me ofenden esos beatos enfundados en sus sotanas parecen travestis sin honor y sin conciencia..."Todo se lo daremos al señor" ¡maricas!

ALEXIS: Ja! y vos que disfrazado de Monaguillo, obediente al parlamento hasta que se te dio por alborotar con la campana... Ja!

CÉSAR.- Pá que veas, y si por desgracia muero le diré a San Peter allá a la entrada del cielo que fui en vida monaguillo del señor...

ALEXIS: Te van a creer! si vos sos un Tartufo además de ateo un infractor de la fe...

CÉSAR.- No me vengas a decir que no puse fe al mover y mover la campanilla...

ALEXIS: Si tanto la moviste que el Sr. Cura tuvo que detener la ceremonia y suplicar perdone el cielo y la concurrencia por tener un monaguillo tan imbécil...

CÉSAR.- Pero lo bueno de todo son las propinas que me dieron los feligreses... (sacude las monedas del bolsillo)

ALEXIS: No son ningunas propinas, es la limosna...

CÉSAR.- Ah! ya decía yo que tanto fervor no era gratis... Te invito una cerveza...

ALEXIS: Comprar licor con la limosna de una iglesia es doble crimen y da para la excomunión...

CÉSAR.- Te perdono hijo mío... (traza una cruz en el aire)