viernes, 24 de julio de 2015

Las mil y una noches despiertos: Invocación al diálogo 2

Por Aleyda Escobar (Aley)

* La religión es mala...
- Desde mi punto de vista han oscurecido la evidencia, impidiendo el avance científico y hoy viene a prohibir los métodos anticonceptivos, pero claro como por cada bautizo, cada matrimonio y entierro cobran su rédito, yo los entiendo y hasta los considero, son un negocio bien montado que por el bienestar de todos espero no dure mucho.


*El Nadaísmo sirve para algo...
 - La vida es la misma, el aire es diferente, el acto de desear puede que exista en todos, tampoco uno se va a perder la fiesta por estar colocándole cuidado a la letra de las canciones que ponen, el Nadaísmo nos dio la posibilidad de seguir viviendo sin ver eventualidad, el Nadaísmo marcó época y ahora heredamos su tragedia, su duda su inconformidad, su pragmatismo resultado de ello: somos un poco más libres que todos los demás.

*El fenómeno de la elección de género...
- Antes de que sigas, es respetable toda inclinación y no cabe dentro del término fenómeno, yo por lo menos defiendo el derecho de predilección del sexo y la inclinación y es porque tengo la esperanza de que siendo así, las cosas van a cambiar. Mi critica versa hacia que la mujer sea capaz de traer vida al mundo, eso esta bien, pero la mujer actual no sabe educar a su descendencia, ¿será entonces que los homosexuales remedien esto si se aprueba la adopción?. La esperanza existe, digo yo.


* Cómo es atacar a un sistema del que igual te beneficias...
- Dos cosas que resalto importantes, una es que tienes razón cuando dices que contribuyo con la existencia del sistema (punto a tu favor), pero al menos reviro sobre ello (punto a mi favor), citando a Charlie y lo que comentaba, mi temor  va por los que no dicen nada (los callados). La segunda cosa importante es que nosotros evocamos la teoría de los contrarios y es que todo existe por una lucha entre el ser y el no ser, creo esto es tema filosófico y pecaría en alargarme en explicaciones pero la idea es que todo tiene su lado dispar.

Continúa...