viernes, 3 de julio de 2015

Las mil y una noches despiertos: Los ritmos biológicos

Por Alejandro

Al César le pregunta la chiquilla que por qué él se la lleva pensando en sexo todo el tiempo él contesta que nació para eso, ella sonríe ilusa sobre qué quiere decir eso.

El César creía que el destino dispone cada cosa que uno alcanza, por eso quizá se confío de que su suerte siempre le acompañaría.

Es como intentar pasar el puente colgante y en mal estado y elevar una oración para que medien fuerzas y el puente no se caiga, la corriente del río esta allí y no varia, lo que quizá pueda salvarte es tu conocimiento:
1° Si sabes caer
2° Si sabes nadar

La majestuosa duda que nos convoca es por qué esto se sucede en un momento, quizá surgió la pregunta por qué tan pronto como una vida llega al mundo otra se va, y en tanto se convoquen más vidas al mundo en otro lugar sucede una guerra o un desastre natural o una accidente. Y si te fijas muy bien el ciclo se compensa a cada momento.

Todo lo importante en este planeta tiene ese ritmo biológico, y es preciso entender que no hay ninguna coincidencia, ni milagro, todo sera justo y proporcional.