jueves, 18 de junio de 2015

MEMORIAS DE UN CONTADOR PÚBLICO NADAÍSTA: PASO VEINTIDOS

Por Alejandro

¿Qué cómo moriré?

Yo no lo sé, acaso ¿tú lo sabes?.

Hace tiempo me sigue un sueño nefasto, que quizá persiga a todos los Nadaístas y es que si el Profeta Gonzalo Arango murió en un accidente en una autopista quizá esa sea la mala racha de una serie de acontecimientos catastróficos seguidos por el Nadaísta más joven llamado Luis Ernesto Valencia hasta el más locuaz Poeta llamado Amílkar Osorio... Sin mencionar a Darío Lemos... 

A veces toda esta teoría selecta contable y nadaísta no bastan para enfrentar la muerte, me da rabia eso si que a la muerte toca hacerle tanta antesala, tanta preocupación, tanta alimentación tanto ir y volver del baño.

Tanto número registrado y a fin de cuentas tenemos que pagar el precio.

Uno se convence que dará la lucha cuando al final se rinde antes de comenzar a pelear.

Aprendimos a perder y se nos volvió rutina, jugamos hoy a perder.

No nos importa el mundo. Pero lloramos como cualquier poeta... feroz