viernes, 22 de mayo de 2015

Las mil y una noches despiertos: entrevista (segunda parte)

Por Aleyda Escobar

Aley. - Me disculpo si ofendo al llamarlos retrógradas, pero insisto en que la literatura de su grupo de escritores a veces se me antoja es algo inmadura, superficial, siempre atacando al establecimiento o a algo que no se puede modificar, este comentario para preguntarte ¿Acaso sus lápices atacan la piedra y solo terminarán haciéndose daño ustedes?

Charlie: Disculpa aceptada. Yo digo que tire la primera piedra aquel humano conforme. Y te doy la razón cuando aprecias en nuestra literatura el verdor y es que en esta labor no solo nos acompañan chicas adolescentes cuya virginidad intelectual esta en marcha, a ellas la misma sociedad les inhibe ser libres y saciar su curiosidad, la iglesia les prohíbe usar métodos anticonceptivos, sus padres les encierran en cuartos y les hablan del acto sexual pecaminoso y perjudicial. Yo digo que la ignorancia es lo peligroso. Le doy la razón a la juventud cuando explora vicios nuevos y fenomenales, cuando el coito anal se ha puesto de moda, cuando a los chiquillos de escuelas los pescan con revistas pronográficas. Y también celebro cuando los padres desde temprana edad educan a sus hijos en la sexualidad y no solo por el miedo a la violación, sino por el hecho de que hay que guiar a la persona sobre aspectos que le marcarán toda la vida. Y finalmente los Profetas nos enseñaron que a veces el sacrificio es la única forma de que aprendamos y alguien también aprenda, nuestra meta esta cumplida si alguien saca algo de esto.

Aley. - La filosofía existencialista de Sartre y Nietzsche es evocada con frecuencia en sus textos sumado también su inclinación hacia el ateísmo ¿Su filosofía pesimista los llevará a algún lado?

Charlie: El conocimiento comienza con el inconformismo: la duda. Yo agradezco a Alejandro Hernández habernos encamidado hacia la practica del Nadaísmo del Profeta Gonzalo Arango porque esto nos obligo a vaciar nuestras mentes de tanta contaminación. Yo me he preguntado si cuando muere un ser querido y te vistes de negro eso ayuda en algo a tu dolor o solo es una representación (para que los demás sepan a quién dar el pésame por ejemplo), portamos ese pesimismo como ese traje y  creo que muchas personas hoy estén diciendo que es mal augurio portar siempre porque está llamando malas energías o tal y tal, la ropa se saca y se lava y uno puede vestirse de nuevo.

Aley. - Me da temor un poco ese desapego a la fe, hacia Dios y ese criterio tan cerrado respecto a su destino, yo diría que viven siempre con angustia quizá al límite de ganarse una depresión de la que no tengan otra salida que el suicidio ¿Es mi idea correcta o exagero?

Charlie: En menos de un segundo puedo cambiar de idea y postular mi devoción por Dios y a los ojos de la sociedad estoy salvado y si muero iré al cielo, yo no quiero ser hipócrita, así que digo simplemente que la fe si existe y hace milagros, pero el criterio de que hay un hombre o mujer allá en el cielo que tiene que ver con mi destino y esto o lo otro me queda grande comprender. Vivimos al límite porque hemos experimentado el sazón de la vida y la incertidumbre de que la  muerte no se anuncie. Algunos vivimos con angustia y depresión y eso lo vaciamos en nuestras letras y sirve muchas veces de antídoto. Te repito que me siguen preocupando los callados.

Aley.- Para terminar, el año que se viene estaremos disfrutando de una nueva generación de escritores que vació sus textos en el Blog de los indomables, esto es síntoma y muestra de que la labor literaria es un quehacer recurrente y por lo tanto si se demuestra que en verdad el amor no ha muerto y persiste hacia las letras (por lo menos) ¿A qué se debe este renacimiento?

Charlie: Reitero mi agradecimiento a Alejandro Hernández por convocar a estos excelsos amos de las letras y repito que allí se van a escribir jóvenes cuotas del quehacer literario. Vivimos escribiendo y nuestra actividad no es estéril, siempre estamos volviendo sobre nuestros textos y deseando a alguien más les sirvan. Es un acto de la fe que volvamos al aire con este Blog, no nos hemos quedado sin material y tenemos en definitiva muchas más cosas que contar. Agradezco a ti Aleyda y a tu equipo esta oportunidad y si todo marcha bien nos encontraremos al rato.

Aley.- Gracias a ti. Y me queda de tarea ubicar a tu amigo Alejandro Hernández para una entrevista y valga esto como un llamado a él para facilitarnos unos minutos de su tiempo, gracias y será hasta una próxima oportunidad.