jueves, 26 de marzo de 2015

MEMORIAS DE UN CONTADOR PÚBLICO NADAÍSTA: PASO DIEZ

Por Alejandro

Ninguna Ley le da la razón al pueblo, ni hoy ni nunca.

Al pobre Contador Público le toca vérselas sentado con el riesgo de ataque al corazón por ver esos números tan torcidos. Y la angustia del tiempo que no alcanza para nada. 
Yo miro el mundo y me pregunto ¿Qué más necesitará?, pero si hay de todo.
Estoy de acuerdo en que exista esa diversidad, si como nada es absoluto por lo menos no vengan a decirme que las matemáticas es una de las ciencias más exactas cuando se deriva de lo humano lo más imperfecto que haya o pueda existir.
Pero mi constante son esas letras, desayuno con letras, almuerzo y ceno, voy a la cama con ellas, las amo, las respeto, les digo miles de cosas graciosas las hago reír y me las voy comiendo del plato de pasta y cuando en mí las logro ordenar tengo una obra maestra que lanzo al mundo con el desafío de cambiar: el mundo o yo.
Así las cosas alguien me quiere mover la silla y es que yo pedí estudiar algo más movido: por ejemplo danza. Solo bromeo. Será esperar a que llegue el momento final y deshaga el nudo corredizo de la vida. Pero mientras tanto a usted que le gusta leer los manuales de los electrodomésticos que compra le voy haciendo eso si un listado de lo que en este compendio se trata ya que creo por falta de papel o tiempo no me ha dado lugar de listar el contenido:

1° Contador y Sudor
2° La Contabilidad no se ríe
3° Posiciones Sexuales
4° Plutonio
5° Ley Moral
6° La duda
7° El Arte de hablar en público
8° Mega anfetaminas
9° Trópico de Tauro
10° Mis armas

Sigo...entonces...