martes, 2 de diciembre de 2014

Un hombre que lava su ropa interior

Por Nando  -C03X -

Soy un satírico, inconforme y un mentiroso. Sin embargo defendí mi sitio cuando me casé. Lavé mi ropa interior y mi mujer me miro despectivamente y sonrió, yo esperaba ser felicitado, en cambio ella después de pasar revista sentenció que el trabajo estaba mal realizado: que había dejado jabón en las prendas, que aquí no había fregado lo suficiente y que más allá la tela estaba percudida al punto de estar "almidonada" por unas secreciones "misteriosas".

Tuve la valentía suficiente para no perder el control e ir a tirar del colgadero la ropa al piso, e insistir a ella que las "secreciones misteriosas" sugerían que ella no cumplía como esposa...

Sin embargo algo sé de la naturaleza de la mujer que a veces te otorga un premio de consolación y es que premia también tu esfuerzo en intentarlo y vuelve a ser tan racional como antes...