martes, 30 de diciembre de 2014

LOS PROFETAS SE DESPIDEN POR AHORA

Por J. Ordúz

Que calidad de amigos son Charlie y Alejandro, les agradezco su atención y haber acudido a la cita, creo mi objetivo se logro, aunque su discusión filosófica no acaba allí, piensan en la posibilidad de escribir un libro o volverse adictos al cambio climático, hemos pasado horas y horas y nadie exigió ningún licor, ni música, fuimos felices compartiendo ideas, arreglando un poco el mundo, y logrando un poco de conocimiento demás. Yo me voy feliz hacia la frontera, tengo la certeza de que volveré y podré saber más de la vida de estos dos amigos. Creo la historia de ellos continúa y tienen más y mejores cosas que contar. Alzamos nuestros vasos en un brindis con agua por los que se fueron ya. Confiamos en que el nuevo año comience con buenas noticias. 

Hasta pronto Profetas.