jueves, 25 de diciembre de 2014

ENCUENTRO CON LOS PROFETAS SET 9: Y SI PERSISTE EL SUEÑO

Por J. Orduz

Charlie nos habla sobre el teatro de la vida

J. Orduz .(J) -. Y si sucede que sale una verdad a la luz, por ejemplo que somos únicos en el universo ¿Qué pasaría entonces?
Charlie (Ch.) * Nada, a lo que si le temo a que se sepa por ejemplo de que no hay un Dios y le digo le temo porque no sabríamos que hacer con tanto Cura y Monjas.

J. -. Si se descubriera la fuente de la juventud eterna ¿Aceptaría el reto de vivir para siempre?
Ch. * Eso es vanidad, estoy ya cansado, creo que el fin es tan indispensable para que haya un comienzo.

J. -. En ese mundo de ideas planteado por Platón en sus Diálogos habla de que el conocimiento está allí y solo hay que hacer una reminiscencia ¿Qué utilidad usted le brinda a esa posibilidad?
Ch. * Mira James, yo tengo dos hijas y mi deseo más grande es que hereden mi concepción del mundo (de que es un lugar tórrido y peligroso), que bueno que el conocimiento se pudiera heredar o por lo menos acceder a él por medio del recuero, no cometeríamos tantos errores.

J -. Pero sé que trabajas en heredar de cierta forma ese conocimiento por medio de un libro ¿Es posible esto en cuanto a la juventud ya no le interesa tanto leer o escribir?
Ch. * Yo estoy cumpliendo mi tarea, no importa si alguien mañana tenga o no el tiempo para leer, seré muy irresponsable entonces, será ese libro como un hijo anónimo que lanzó a la vida y del que no espero obtener nada ni darle tampoco el crédito suficiente. Tengo sin embargo la esperanza de que alunice en algún cerebro.

J -. ¿Guardas resentimiento a ese licor que acabó con la vida de tu mamá y de algunos de tus amigos?
Ch. * El rencor se me acabó cuando yo mismo comencé a beber sin control, cuando le hice daño a mi esposa y a mis hijas, ahora solo cada que puedo le digo a los que fabrican y distribuyen eso ¿Podrán vivir con eso?

J -. ¿Tienes rencor por un padre que te abandonó a ti y a tu mamá?
Ch * A veces me alegro de que este señor no esté para predicar su irresponsabilidad, sustituí su figura por la de un tío que me enseño a pedir perdón aún por lo que no era culpable de hacer.

J -. Sé de tus diferencias con compañeros de letras ¿Eres capaz de reconocer tus faltas y perdonar las de ellos?
Ch * Creo que al mundo de vez en cuando le sienta bien una guerra, en primer lugar para ensayar las nuevas armas y en segundo lugar para que se mueran unos cuantos y no haya sobre población y tanto tu como yo sigamos "haciendo el amor" Yo los perdono si ellos aceptan que tuvieron la culpa.