sábado, 13 de diciembre de 2014

Crónicas amarillístas 9: Fly freedom

Por El aviador "Comité experimental CoEx"

Esta insurrección apenas comienza, el puente se ve tan alto y mis aviones de papel vuelan tan lejos, como quisiera que alguno diera en el corazón de alguna chica que viniera y me dijera que me quiere para siempre... pero va! nada es para siempre... como quisiera extender el placer, el orgasmo el derecho a soñar y sonreír. Por esta vez no me tiré del puente porque sentí vergüenza y no era de los que me miraban desde abajo, no. Era la consciencia que me señalaba que no estaba preparado... sin embargo venía la autoridad con sus armas a arrestarme por obstrucción de la vía pública... ¿Quién es dueño de quién?... Me disfrace de cuerdo y escape entre la multitud y me fui a buscar a mis amigos...El César yacía en un calabozo, el Charlie casado y con hijas, el Tapita en una meditación del carajo... Alejandra estaba viajando y los otros no sé en qué marcha hacia el suicidio lento y colectivo... ¿Dónde están los amigos cuando se los necesita?...Nosotros no estamos en contra de nadie solo buscamos por intermedio del conocimiento llegar a la felicidad y creo que eso tiene que ver también con el logro de la belleza y la salud... Varias personas desde abajo del puente me decían por qué no debía saltar pero nadie me dijo por qué me debo quedar... ninguna chica por ejemplo me dijo que me quería (eso es egoísmo), ningún Banquero dijo que me iba a dar un millón de pesos, ni ningún Chef me iba a invitar a cenar... Solo apareciste tu de la nada y me ofreciste una mano y me guiaste al infinito y en un susurro me dijiste lo que yo ya sospechaba: todo fin tiene un comienzo...