viernes, 5 de diciembre de 2014

Crónicas Amaríllistas 3 : The Jail

Por César V. Cómite Experimental "CoEx"

Me arrepiento de haberme entregado sin pelear...
- "¿Quién es su jefe?" - dice el Polí... yo estoy de rodillas todo me da vueltas...

- "Si denuncia a su Jefe esta noche tendrá una celda para usted solo, si no lo lanzaremos a la jauría" -

Y entonces se me ocurre que podía traicionar a mi Jefe y Mentor, de todas formas yace en las catacumbas mismas de la muerte...

- Mi Jefe Señor Polí se llama Gonzalo Arango, y es más conocido como el Profeta -

Los Agentes se van a buscar en sus computadoras el "alias" y me dejan en la celda solo, ellos no me torturan, soy yo el que me hago daño, o mejor dicho mi pensamiento me hiere...

A las dos horas se asoman con un tipo cuyas ropas son flecos de tela, es un loco al que proyectan adentro de la celda con la conmovedora frase - Allí está tu Profeta -

Por lo que puedo deducir el tipo se llama Gonzalo pero no sabe su apellido y fue mi confesión la que lo tiene en esta situación ¿Qué puedo hacer para librarlo de la responsabilidad?.

Horas después mi Abogado da un golpe a puño cerrado sobre el escritorio del Teniente y le llama "Estúpido" la proeza esta en no demostrar temor ante la autoridad y de repente nos hallamos afuera, yo, Gonzalo y mi Abogado, este último me reclama mi atrevimiento al denunciar a mi Jefe pero dice que el expediente esta cerrado, a Gonzalo lo dejamos bien vestido y presentable y le dimos unos pesos demás para que los gaste en lo que quiera por el mal rato, el tipo nos ve alejarnos y no dice ni una palabra, quizá sea mudo. Lo que soy yo voy a seguir insistiendo en que puedo ser un artista y que el Nadaista Gonzalo Arango alias "El Profeta" me iluminará hasta que ose negarlo tres veces antes que el gallo cante. Requiem in Pace Profeta.