sábado, 13 de septiembre de 2014

UNA PALABRA: OBSESIÓN

Por Charlie


Mi padre se fugó, mi madre era una ebria, yo resulte un escritor. No sé qué es peor.

Todo es presencia. Los medio de comunicación manipulan el subconsciente. Malditos estrategas del comercio. Por eso existen vicios. Por eso uno no puede bailar tranquilo y masturbarse cuando hay luna llena. Por eso el miedo de ir al monte, por eso la pereza que inunda la mente. Ya nadie quiere pensar. Nadie quiere enamorarse y dar su palabra, razón tienen los orientales de decirnos "infieles".

CÉSAR: Hay un paraíso en cada creación nueva, nosotros somos artistas y lo sabemos...

CHARLIE: Podemos hacer florecer una historia de la nada...

ALEJA: Por eso los Poetas me asustan, nada más te hablan y te tienen en una cama...

TAPITA: Los Policías no saben como nosotros preñamos a las rosas...

CÉSAR: Tenemos de nuestro lado el desconcierto...

la NADA nos obsesiona, hasta el delirio de desear la muerte si más allá no hay nada. Somos rebeldes en el buen sentido, idiotas ilustrados por la Sacerdotisa Mayor que es la doctrina de pensar y saciar nuestra propia verdad... dado que en el mundo todo es hambre gesticulamos nuestras letras en una orgía plena dispuesta a explorar los recónditos lugares del yo y el tú.

Escribir cada vez es más inútil, vivir se parece a escribir.