lunes, 22 de septiembre de 2014

En defensa de Medellín

Por Aleja y Alejo

En esa ciudad donde nuestro amigo César siguió a un Hippie creyendo era una mujer.
Donde el mismo César anduvo en su Renault 4 por la comuna 13 como si la chatarra fuese blindada.
Donde el Profeta Gonzalo Arango se inspiro para escribir "Medellín a solas contigo". http://www.gonzaloarango.com/ideas/medellin.html

Para los Ingleses Medellín es "un gran burdel", un gran vividero debieran siquiera decir.
Pero si es por las mujeres decirles que no fuimos ajenos al exceso de placer durmiendo en un motel cuyo gemido básico era al son mágico del orgasmo, igual que cuando fuimos a la clínica y descubrimos que tanto en el amor como en el dolor se sufre.
Yo creo que esos comentarios se deben a que la industria de la pornografía vulnera atrevida la economía y ofrece dinero por vicio. Serán cochinos estos que no respetan el acto más sublime que se puede hacer entre dos con amor.
Pobres Ingleses nadie los conoce sino por sus guerras mediáticas, y su puntualidad y su té. Los demás es mar y flota de guerra.
Nos jugamos la vida cruzando de un andén a otro, con su tránsito arrebatado, y la posibilidad de que un culebrero terco nos vacié los bolsillos o de repente un ñerito nos quiera bajar los zapatos o los trastos, ¡pero que va! habiendo hombres tan malos es síntoma de que las mujeres estén del calibre que están, me bailo dos paso dobles y me dejo enamorar, me cantan al oído dosis de fidelidad y yo me digo si este es el paraíso hay que aprovechar, porque si este es un gran burdel señores Ingleses lo suyo que será?.