martes, 12 de agosto de 2014

Manifiesto en harapos



Porque hemos llegado al mundo y ya estaba así...

Porque se siguen diciendo las mismas mentiras... y cometiendo los mismo errores...

Porque la ira yace clandestina, subterránea y el humano es una batería que alimenta un sistema caótico.

Porque los hombres han pervertido a las jovencitas y no dejan florecer su jardín.

Porque las mujeres han convertido sus vaginas en floreros de penes.

Porque aún hay gente muriendo de soledad, de hambre de sed, de no saber qué más hacer.

Porque aún las ideologías pesan más que el pan sagrado.

Porque las guerras intestinas proliferan y no hay purgante.

Porque la gente prefiere un vaso de vino a un vaso de agua para olvidar que existe.

Porque nos suicidaríamos pero no queremos darle el crédito a la desesperación y a la amargura.

Porque la vida es un premio de consolación que debemos invertir bien.

Porque nuestros bolsillos están rotos de cargar tantas armas blancas inútiles mientras el sistema nos ataque con pólvora negra y brujería.

Porque esta mañana se nos ha ocurrido que puede ser que el Diablo no se tan malo, después de todo es quien castiga a los pecadores...Desearíamos volver el tiempo para pronosticar este infierno o este cielo dependiendo si quieren buenas o malas noticias...

Lanzamos este manifiesto en harapos mal olientes y sensuales, detonantes como huevo fritándose sin tapa, no juzgamos a nadie, solo deseamos que nuestra vida valga lo suficiente para cantarle sus males al mundo antes que el calentamiento global acabe por desnudarnos...