lunes, 18 de agosto de 2014

Inundamos el circuito

Por Charlie

Quise ser alguien: fui poeta.

Por decir que éramos Nadaístas nos quisieron realizar la circuncisión del tálamo, una lobotomía compleja, no quiero pensar qué harán ahora que somos indomables.

ALEJA: A ustedes los voy a denunciar por pervertir a la juventud...

CESAR: ¡Igual que a Sócrates! bueno a nosotros quizá nos hagan tomar la Cicuta a plazos...

CHARLIE: Uno se viene suicidando a diario con la cantidad de grasa que tapa las arterias... y el gas que alborota la pipa...

TAPITA: Hay que legalizar la desnudez, la pornografía y la transustanciación de los cuerpos... el amor solo es el principio activo... el sexo es la realización...

ALEJA: Ustedes no pueden convocar a las chicas para que vayan al colegio sin ropa interior... no pueden preferir a las de cuarenta... y andar con viejitas para que les hereden algo...

CESAR: La malicia radica en cada cual... al ver unos labios vaginales no afeitados, al ver unos pechos bonitos...a uno se le da por pensar...

CHARLIE: Lo que sea de cada cual, en verdad hoy el tabú vence a la metáfora...

CESAR: A uno no le enseñan a eyacular bien, las mujeres son perversas...

CHARLIE: Cuanto se ahorraría la humanidad si legalizará la procreación libre... y espontánea...

ALEJA: En algo si tienen razón, el amor es clandestino, durante el acto sexual ni se habla y ni se escucha, los hombres son cerrazónicos y las mujeres damos mucha cantaleta...

TAPITA: La felicidad yace en comprender que las cosas son como son, no hay que preferir perfección...

CESAR: No hay que tomarse en serio nada...

CHARLIE: Ni el amor, ni la guerra...

ALEJA: Ni el sexo...

TAPITA: Ni nada...