lunes, 28 de julio de 2014

CINCO PELAGATOS VERSIÓN 1.0

Por CHARLIE

Estamos frente a una casa a la madrugada haciendo alboroto, fumando y bebiendo alcohol... la dueña de la casa ha amenazado con llamar a la Policía... estamos en carnavales...

CHARLIE: Venga señora tome un traguito para el frío, verá que luego duerme bien... (Cuando se acerca le da un beso en la mejilla... pero la señora se va alarmada, desde la ventana exhibe el teléfono y en voz alta clama por ayuda policial...)

CESAR: Señora! venga usted... (la señora se asoma a la ventana)... vende usted esta casa? (la señora mueve negativamente la cabeza) 

SEÑORA: ...Y para qué la quiere?...

CESAR: Es que la voy a tumbar y a hacer de nuevo...

ALEJA: Pueden callarse de una vez van a despertar al barrio...

XER: A esta hora nadie duerme...

Una patrulla de la Policía pasa por una calle adyacente, retumba la sirena. Estamos ya ebrios somos cinco, dos mujeres y tres hombres. Nos habíamos apartado del parque porque en el tumulto a Aleja la manosearon unos tipos y le averiaron el cierre de la minifalda. También César rescató de la multitud a una chica con facha de menor de edad pero que nos mostró la cédula defendiendo su "experiencia" sin embargo viendo que hay licor gratis se quedo con nosotros.

CHARLIE: Y a qué no saben cómo este man (indica a César) saca la cerveza de las latas...

ALEJA: Pues con una jeringa...

CHARLIE: ¿Cómo? Ya sabían...

XER:  Y no solo eso al licor que sirve en la carpa lo rebaja con agua... y montó una carpa para acampar y la alquila a los taciturnos amantes que quieran un polvo...

CESAR: Es que hay que sacarle partido a todo, además les hago un favor a los clientes así no se emborrachan rápido y de paso no van a maltratar a sus mujeres e hijos en la casa y a los otros les presto el colchón para el rato...

ALEJA: Por lo que a mí respecta no vuelvo a colocarme una minifalda nunca... además me rompieron las medias y hasta me aruñaron...

CHARLIE: Quién le manda a mostrar piel, si la carne está cara...

CESAR: Mejor nos vamos yendo, la policía esta viniendo...

Apenas cuando vamos a una cuadra vemos la patrulla que llega al lugar, mientras atendían el llamado de la señora quejosa del ruido, la policía dejo de atender un robo a un apartamento, una violación a una mujer en el parque y una pelea callejera... Los cinco nos dirigimos a buscar el auto para largarnos a envenenar el cuerpo a otra parte.