jueves, 19 de junio de 2014

Edúcaos los unos a los otros

Por César Vélez






Si a mi preguntan sobre qué distingue a una persona de otra, solo tengo una respuesta "su educación".

Hay seres que merecen la vida y hay otros que no. 

A unos les toca por maestra la calle y a otros una madre complaciente.

Unos sufren y saben sobre el sabor de la vida, otros creen que el mundo debe servirles.

Hay familias educando "rebeldes" y bien se podría decir que crían "cuervos"

La vida no es complaciente, te sacude a veces, te enfrenta a tu enemigo más poderoso "tú mismo".

Los padres creen que dejando a sus hijos en herencia posesiones van a asegurar el futuro de sus hijos y descendencia, no es así, el bien y el mal son solo conceptos con espacios nimios, el que educa aprende y de paso hace un bien del cual se sentirá más tarde premiado y orgulloso... el que ni enseña ni aprende esta condenado a vagar en el vacío.