miércoles, 7 de mayo de 2014

LO EFIMERO DEL AMOR

Por MALEV

Se dice que el amor dura de cuatro a cinco años. Hablo de aquel amor de pareja, aquel en el que nos prometemos el paraíso y pecamos una y otra vez, hay conflicto y encuentro, hay desazón y congregación, existe el perdón y la comprensión, hasta que al final parece que maduramos y nos queremos escapar del enredo para gozar nuestra libertad. En mi caso fue así, y pensé en la fatalidad de la soledad, en la dependencia emocional y económica que había creado al rededor de mi esposo y ahora, tras cinco años de matrimonio había que decidir en contra de todo principio por la separación. Fue una etapa difícil en medio de los rostros que mendigaban una razón válida para cesar el vínculo, y entonces sucedió la hecatombe: a él lo acusaban de infiel y a mi de mala esposa (y cocinera)... a él lo acusaban de maltrato físico y a  mí de estar siempre indispuesta para la entrega "sexual". El orden quedó patas arriba, al igual que los trastos que nos regalaron en la boda (algunos aún empacados)... Y no se que tan real sea que al hombre una separación lo devasta, pero a mi ex esposo más de una vez lo vieron en terapia Psicológica... En un encuentro que tuvimos dos años después acordamos decir que la separación fue decidida en común acuerdo y que la distribución fue equitativa, aunque aún nos quedaba por agotar un largo proceso por la custodia de los niños... La Juez entonces preguntó sobre la causa del divorcio y estuve tentada a contestar "por estúpida" pero en realidad la noción que hasta hoy tengo es que el amor hacia mi pareja se acabo y necesitaba mi espacio para hacer lo que yo quería... Y me dí cuenta de que para las personas que se aman de verdad puede que el amor se renueve cada cinco años o en definitiva se acabe... el mundo da muchas vueltas.