viernes, 23 de mayo de 2014

La ola del voto en blanco

Por MALEV

La política no es la solución, es el problema. Con eso de que la presunta democracia si existe, de manos de las malas decisiones del propio pueblo se crucifico al Redentor y se perdono al ladrón, así condenados como cuando a Eva se le dio por hacer respetar su imperio de orgullo y probo del fruto prohibido, así como Napoleón trato de ver más allá y Alejandro Magno más acá y Nerón le prendió fuego a su reino y Hitler a razón de muchos no fue tan malo y que la cofradía de los Papables inundados por los escándalos de abuso y falsedad se eligió, y las mil y una religiones intentan que el ser humano permanezca arriba de la cadena alimenticia, pero arriba están los políticos bebiendo de la teta pública, rogando porque el ingenuo poder popular lo vuelva a reelegir, Estoy muy de acuerdo en que votar en blanco es cuestión de principios y es una acto rebelde por cuanto nos aleja de ser cómplices de los crímenes que se listan en los diez mandamientos, a decir de Alexis Mendoza la política se prostituye cada día y en las elecciones pregona su honestidad con la mascara de la inocencia y con el aguijón en alto para que a cualquier descuido atacar con voracidad.