sábado, 19 de abril de 2014

PECAREMOS DE TODAS LAS FORMAS

Por XervanteX

En medio del desierto aprendimos el valor del agua, lo demás puede pasar.

Yo que he pecado en contra de los diez mandamientos he intentado redimirme haciéndome indispensable. Hoy mis sesos trabajan para dilatar el tiempo y hacer más en menos tiempo, corrompido por una funesta educación hoy me inscribo al cambio de razón, a un formateo metafísico. Si he de ser crucificado primero que me quiten esta maldición que me hace ser un perdedor. Es intencional, la belleza suele ser simple y aparece de repente, un día conspiramos en contra de la gravitación universal y nos drogamos para elevarnos, pero gracias a la experiencia cada vez necesitamos menos drogas, hasta que nos adherimos a la droga más letal: la literatura. Vicio que nos dejo además de pobres, vulnerables, hoy solo estamos aquí para edificar este escrito ya que este modelo virtual se parece a nuestro pensamiento, un sitio blanco repleto de posibilidades.