martes, 29 de abril de 2014

Otra vez estamos perdiendo el paraíso

Por MALEV

César Vélez decía que hoy hay más Evas que están dispuestas a enredarse con la serpiente y probar el fruto prohibido... la religión promueve la cultura del prójimo... sin embargo todo lo que hace en esencia el humano es perjudicar al otro... Alexis Mendoza decía que hacer y no hacer son dos extremos malos... correr o no correr tras el ladrón... eso miraba ayer en la televisión cuando en un reportaje periodístico hacían pasar por ladrones a actores, si bien un reducido número de transeúntes reaccionaron al fingido episodio de robo, lo que nos aturde es lo atrevida que resulta ser la delincuencia... en este país que lucha por un acuerdo de paz con un solo grupo insurgente siendo que las viles sectas del crimen son numerosas y acuartelan a políticos, grupos religiosos y extremistas, denunciar que hay reportes de muertes de niños por hambre puede suscitar toda una ola de rechazo vía redes sociales, nada más; de todas formas niños y niñas nacen todos los días, y nuestro colectivo inconsciente nos ha llevado a crear, no una cultura de la muerte (que sería lo correcto) sino una indiferencia para con el vivo y el muerto.