martes, 22 de abril de 2014

La esperanza de un nuevo Nobel

Por XervanteX

La soledad es al Escritor lo que el papel es a la pluma. La literatura tiene su versión que le aproxima tanto al cielo como al infierno, como lo diría el propio García Márquez los primeros cuarenta años del escritor suelen ser difíciles... Yo escribo por la física necesidad de justificar mi ociosidad, y por la idea de que la existencia tiene  vacíos que hay que llenar de alguna forma. La incertidumbre es saber si existe hoy por hoy en Colombia la tenacidad para volver a tener un Nobel de Literatura, y si es digno que en un país en el que se destina la mayor parte del presupuesto en el conflicto bélico surja alguien capaz de aportar tanto al arte y a la cultura... En Colombia se sueña con la paz y es lamentable decir que García Márquez murió fuera de su patria solo porque pensaba distinto... Conozco a muchos colombianos haciendo patria fuera del país, su estatus no es reconocido, es decir nadie reconoce que ellos se fueron para buscar oportunidades que acá no se les proporcionaron, y garantías de seguridad, de tranquilidad que nadie les otorgó en su propia patria, ojalá el día que haya un nuevo Nobel colombiano en cualquiera de sus categorías el premio pueda ser entregado en su patria de la que juré solemnemente no volverse a separar.