lunes, 10 de febrero de 2014

Tanta ficción ¿Para qué?

Por MALEV

No me gustan las mentes cerradas y sosegadas en un solo criterio, será porque heredé de mi abuela el carisma que objeta la conciencia de cualquier ser, odio aquellas actitudes retrogradas, cargadas de un sarcasmo infértil, creo todo eso se debe a tanta ficción distribuida por la televisión. "No más de lo mismo" dice la publicidad política pagada, pero si eso es lo mismo, decir que el país se merece un cambio lo vienen diciendo desde hace mucho tiempo. Ahora las ceremoniales relaciones amorosas que se alistan para el 14 de febrero "día de San Valentín" vienen con la implícita promesa de "Amor Eterno" y fidelidad "Perpetua", y afloran los detalles delicados mientras unos que andan más solos y solas tratan de salir a flote y respirar porque el sistema les acusa de estar conspirando en contra del orden, por no poseer pareja ni querer hacerse a un hogar. Que estupidez los noticieros alimentados por cámaras de seguridad, dotados de la pericia para informar y decir que este es el país más feliz del mundo y sin embargo roban, matan, maltratan los animales, son clasistas, racistas, machistas, feministas, y sin embargo el pecado que hoy cometes te lo perdona cualquier iglesia en la que pagues el diezmo. Yo veo muchas novelas, pero extraño mucho que las hagan en homenaje a un Científico, a un Abogado o a un Contador Público, o no sé, a una Psicóloga, esto lo escribo con la esperanza de que alguien no se "coma" el cuento y distinga hasta dónde va la realidad y hasta dónde el mito.