jueves, 5 de diciembre de 2013

Se inmolan por nada

Por MALEV

Estos chicos fueron forjados en el racimo de la humildad, aplacan cualquier furia, le escupen al dragón y siguen tan campantes, dicen verdades y no esconden la mano, es a ellos quienes tiran piedras, y ellos ni se inmutan, son tipos racionales por eso no tienen suerte en el amor, me hacen reír con sus ocurrencias, son literatos fracasados pero sin embargo siguen escribiendo, componen sus poemas y enamoran doncellas por doquier, pero como dije son sinceros al prevenir sobre que su futuro es tan incierto y peligroso, visten de negro por el luto existencial, caminan a prisa y si no te detallan, si no te saludan, es que van perseguidos, sino por verdugos que piden sus cabezas, por un sueño. Se dopan con sus letras, respetan el celibato de algunas monjas, así como la fe de algunos curas, vociferan su inconformismo con el encierro a que se someten unos y otros. Hablan de la vida y fantasean sobre cuando vendrá su amante fiel final: la muerte. Compran condones y los inflan o ensayan a usarlos con erecciones provocadas por las sombras, total el amor es libre. Tengo miedo cuando parecen tan solos, tan lejos de todo dispuestos a inmolarse por todo o por nada.