miércoles, 11 de diciembre de 2013

Cuando la Navidad comienza

Por MALEV

Regalos, viajes, y la hipocresía de siempre. Pienso la navidad se hizo para los pequeños, los niños que con su ternura celebran, y se entretienen decorando, y esperando llegue el día de los regalos, pero para un adulto que ya sabe el cuento de "Santa Claus" todo es muy distinto, el sinónimo de la navidad es "dinero" y las fiestas se siguen y van apareciendo más obligaciones "regalos". A la novena se suceden eventos extraños que van desde recibir visitas a deshoras, hasta el hecho de criticar el "espíritu de la navidad", muy en el fondo quisiera tener la suerte de aquellos chicos a los que les dan vacaciones, y hacen planes con el dinero que recibirán el día especial, mientras yo hago mi escaso presupuesto para regalos y mi jefe dice que mi turno se duplica y que mi nuevo salario apenas subirá, y entonces creo sumergirme en la ilusión de que todas las demás familias son felices y que quizá sea yo la mancha de mi hogar, "este año haré una cena especial" les digo a los niños y ellos "otra vez" como si no más hubiese sido ayer la vez que sucedió tal cena. Espero no fallar con los regalos.