lunes, 9 de diciembre de 2013

Aquellos trasteos

Por MALEV

¿Quién no odia los trasteos?, te equivocas midiendo el volumen de cosas inútiles que has comprado, la ropa, los zapatos, cremas y medicamentos que jamás llegaste a necesitar, menos a usar. Encuentras cosas perdidas que necesitabas con urgencia y ahora su destino es la basura. Te haces un ocho escogiendo de entre variedad de objetos que a lo mejor ni siquiera te servirán, y piensas en tus vecinos más necesitados, pero con orgullo dirás que algún día no se sabe quizá hagan falta. Empacar esta de más pero al momento de subir todo al transporte las cosas se rayan, se rompen y parecen más frágiles de lo que suponías. Subir y bajar y lograr que el orden se cumpla y en medio de todo algo más se pierde y lo urgente parece que se esconde y te preguntas por qué es que la vida exige a veces esas tareas, quizá cambiar es cosa que todos algún día tengamos que aprender a disfrutar.