viernes, 15 de noviembre de 2013

Tipificación de una violación

Por Yania Salazar

El criterio médico sugiere que una violación demanda necesariamente el uso de la fuerza, por eso se busca evidencias físicas a saber desgarres, fluidos y moretones. En Psicología se buscan evidencias Psíquicas dentro de las que puedo citar: shock anímico, depresión y lapsos de pánico. Hasta ahora no he mencionado género precisamente porque existe desde luego casos tanto de hombres y niños como mujeres, y niñas.

Las estadísticas asustan y las clases de violación aún más. Una violación no necesariamente ocurre cuando sucede el acto sexual, muchas veces basta con la agresión verbal o física que provoca en la otra persona sentimientos nocivos de autodestrucción. 

No existen lineamientos específicos para evitar una violación, pero en general se relacionan con el tratar de hacerse acompañar a eventos, fiestas y en relación con el consumo de alcohol y otras sustancias ser conscientes de hasta donde se tiene el control de la voluntad, ahora que si se esta ante una posible violación lo primordial es tratar de pedir ayuda, tratar de negociar con el violador no es tan exitoso como se piensa, igual en diversos casos la violencia aumenta. 

Luego de un caso de violación se suceden etapas que atacan la autoestima de la persona agredida, apocando su capacidad de reacción y haciéndole víctima de la culpa. Es por eso que la mayoría de personas no denuncian.

La Psicología suele tratar las secuelas de una violación y el tratamiento consiste en separar lo físico de lo mental, puede que una violación accedan violentamente al cuerpo pero a la mente no, el fortalecimiento de la autoestima "aprenderse a querer a sí mismo/a" es importante en la superación de esas secuelas. 

Desde la Psicología se ejerce una actividad educativa a los niños y niñas, debido al impacto de los medios de comunicación, igual se les incita a conocer su cuerpo y a ver el cuerpo del sexo opuesto sin malicia, se les incita a distinguir entre actos con amor y permiso y entre actos forzados y sobre el uso de la pornografía como vicio y el comercio del cuerpo en la publicidad. 

Lo terrible de la violación es el silencio. Casos siguen sucediendo a diario y cada vez asombra su modo e intención. Existen las instituciones a nivel local dispuestas a atender los caso y brindar orientación, hay veces que las secuelas de la violación no se pueden borrar, y hay también para el caso de mujeres que quedan marcadas siendo que producto de la violación quedan en estado de embarazo la noción practica suele abortar aún cuando en su país tal practica sea penalizada, pero siempre existe una solución más ideal, sin que se recurran a medidas extremas.