miércoles, 20 de noviembre de 2013

Cuida tu trasero que yo cuido el mio

Por MALEV

Mi amiga Yania me advierte que mis hijos pueden leer por casualidad mi Blog, me divierte la idea, aunque tal "casualidad" la veo muy remota, ya que ellos se la pasan en Internet entre el Youtube y el Facebook ¿cómo si no existieran otras cosas?.

Bueno, y entrando en materia, voy a atacar a uno de mis EX con esto, pero vale la pena. Resulta que el tipo al enterarse de que yo me había "llenado de hijos" con descaro me recrimino que cuando estuvimos la consigna principal fue cuidarnos de "embarazarnos" y fue más por disfrutar de un buen sexo "polvo" o como se quiera llamar, sin el oprobio culposo, como tampoco el hacernos responsables a largo plazo. Mi respuesta no se deja entonces esperar con un simbólico pero fugaz consejo "cuida tu trasero que yo cuido el mío". Creo fue una manera elegante de llamarle "Gay"; pero con respeto decirle que prefiera con suficiente causa seguirse cuidando y más cuando hoy en día las mujeres suelen ser una pícaras que amarran a los hombres si no es con el matricidio, con hijos. Yo recuerdo cuando trabajé en algo relacionado con salud y las enfermeras hablaban por lo bajito diciendo que la mujer que se embaraza es porque quiere porque aludían existían diversos métodos anticonceptivos incluyendo "el sexo anal", y para ese tiempo me moría de la risa, pero hoy en verdad creo que el asunto va más allá de en medio de las piernas hacia atrás... el que entendió... entendió.