sábado, 14 de septiembre de 2013

Jesús baja ya de la cruz y ven a pelear con nosotros contra esta manada de infieles

Por la resistencia intelectual pacifista





Se engañan a sí mismos, piensan una cosa y hacen otra. Jesús fue un hijo que se sacrifico por un padre. ¿Quién es capaz de hacer eso?. Nos enseño que el mundo a veces sugiere otras cosas distintas. Jesús fue un revolucionario cuya melena se parecía a la del Che y cuyo pensamiento se asemejaba al de Gandhi, el mundo se acaba y el humano quiere hacer más guerras, la desigualdad es más evidente, la homofobía, el racismo, toda ignorancia sosegada en la pobreza. Es hora de lanzar a estos mercaderes de mentiras del templo sagrado, representantes de una iglesia pecaminosa que han convertido las sotanas en mantas para el pecado y se atreven a decirse los conservadores de la fe. 
Casan y confiesan y bendicen y pecan y se perdonan y siguen pecando. Y la horrible política sigue como una piara de seres sanguinarios, chupadores, cucufatos, tarde o temprano llegará también su hora.
En el Oriente hay gente dispuesta a morir por sus ideales que a los de Occidente llama Infieles y es por esa obvia razón de no estar dispuestos a ningún sacrificio por nadie ni por nada.