miércoles, 25 de septiembre de 2013

DIARIO para la ETERNIDAD

Por Alexis Mendoza (Q.E.P.D.)

Este es un relato escrito por Alexis, Alma Bendita, que ojalá descanse en paz, este muchacho con solo veinticinco años, saltó de un puente y se mató, nadie sabe en realidad por qué, pero últimamente todos estamos buscando una excusa para seguir viviendo, creemos él hizo lo mismo pero no la halló y por eso se fue del mundo. Es raro que escribiese este texto, porque Alexis se marcho sin conocer a Gonzalo Arango quien nos deleitó alguna vez con un escrito muy similar llamado "Diario de un Nadaísta"


Creemos Alexis sin querer lo imitó. Un 25 de septiembre Gonzalo Arango encontró la muerte en un accidente de carretera, Alexis murió mucho después pero su partida se nos hace tan trágica como la del Maestro, no creo hallemos consuelo por estas pérdidas tan grandes.


4 A.M.  Un rayo de sol inmenso como el Big Bang, me someto a el mundo o al revés.

8 A.M. "Se dice ¡buenos días!" grita mamá desde la cocina. No le replico, ella nunca me enseño a saludar.

9 A.M.  Gladys me acerca un plato humeante, "es caldo de gallina" dice con ternura, ay,ay, ay! Gladys me quejo ella piensa me duele de verdad algo y corre a avisarle a mamá, deja el plato servido en la mesita de noche, en realidad Gladys es mi medio hermana pero yo quisiese que no fuese así, ¡es tan bella!, es lo que duele.

9:15 A.M. Canto en la ducha el himno de la Internacional, mamá grita desde afuera, me buscan afuera. Un pensamiento maligno me da vueltas en la cabeza, miro al piso y el agua es turbia, ¡brujería! salgo diciendo.

9:25 A.M. El que llamó a la puerta es el Enano, viene a cobrarme, el bobo se queda mirando por entre la puerta Gladys trata de limpiar una telaraña de entre el techo, yo le pago al Enano, cierro la puerta y le digo a Gladys que le ayudare con eso pero para eso debe subirse en mis hombros.

9:30 A.M. Los muslos de Gladys están sobre mis hombros yo la sostengo así ella sonríe divertida todo lo ve sin la malicia que yo puedo provocar, jugamos por un rato, luego vamos a limpiar el techo de telarañas, como estoy débil por la borrachera de anoche el mundo gira y gira y me voy de bruces procurando Gladys se vaya conmigo a este infierno que es estar vivo.

12:00 P.M. Me he desvanecido varias veces, afuera una nube termina por confundirme las entrañas, me voy poco a poco recuperando, yo soy el malo del paseo, quizá sea la reencarnación del maligno ¡mamá tráigame el agua bendita!

6:00 P.M. Gladys canta Nathalie de Gilbert Bécaud ¡viva la revolución! replico,  vuelvo a dormir. Sueño con Hanna, con Betsy, con Gladys, mi fe se desvanece, soy un insolente, pagaré.

7:00 P.M. Mamá me despierta, afuera el mundo se acaba de acabar y el único que hizo algo por el fui YO.